Loading...

Tercera semana reto … podía ser peor

No tengo remordimientos de conciencia aunque sé que lo podía haber hecho mejor y debería haberme esforzado un poco más. Os cuento cómo fué esta tercera semana … podía ser peor.

La semana del 10 al 16 de abril en plenas vacaciones escolares de Semana Santa se me hizo más complicado cumplir con mis propósitos con mi adolescente en casa. Semana atípica, el lunes no pude ir al gimnasio, el martes sí, el miércoles tampoco pero por la tarde monté en bici con mi hijo. Jueves, viernes y sábado santo estuvimos en Asturias de escapada y allí al menos hicimos ejercicio por rutas de senderismo, bastantes cuestas arriba y mucha pesadez de piernas.

Las comidas procuré mantenerme a raya, los carbohidratos simples prácticamente no los probé. Estuvimos en un apartamento rural y los desayunos y cenas me los traje de casa, nada de bollería industrial. Comí sobre todo mucha proteína, no me pedí ningún postre pero estando en Asturias fué inevitable no probar unas cucharaditas del arroz con leche del vecino, o un poquito de cabrales, y lo mismo con la sidra. Las cenas a base de verduras y ensaladas.

No es una disculpa, creo que es bueno reconocer que me he saltado un poco las reglas, y después de escribir este post creo que al final sí tengo unos pocos remordimientos de conciencia :D, eso significa que estoy en el buen camino, por otra parte viajar y no disfrutar de la gastronomía de la zona es perderte una parte importante del sitio. Este es un reto a largo plazo, mis metas son poco a poco, no me puedo poner grandes metas porque abandonaría, espero que me sigas acompañando aunque este último párrafo suene a gran disculpa.

 

También podría gustarte