Loading...

Mi reto: progresa adecuadamente

La felicidad máxima es cuando consigues ponerte tus vaqueros preferidos, esos mismos que no cerraban el verano pasado ni el anterior y entonces dices… oooh yeah! llevo cuidando mi salud tres meses a base de ejercicio y comiendo sano sin pasar hambre y además ¿he bajado de peso?… MI RETO MOOOLA

En mi reto no contemplo hacer dieta con la finalidad de estar más delgada, mi reto consiste en hacer ejercicio y comer sano como hábitos de vida. Estoy muy por encima de crearme la necesidad de adelgazar para gustar a los demás, si he adelgazado algo gracias a mi vida saludable ¡bienvenidos sean esos kilos de menos!, pero adelgazar no es el propósito de mi reto.

Ahora bien, a nadie le amarga un dulce y si pasados tres meses he conseguido gracias a mi reto entrar en esos vaqueros que hace dos años estuve a punto de tirar a la basura, pues mejor que mejor. Pero valoro mucho más haber bajado mis niveles de colesterol de mi última analítica con respecto a los valores de la anterior (tres meses antes) que haber bajado algo de peso.

Estoy contenta, no por lo de los vaqueros (que también, esas cosas dan alegría pero es anecdótico), estoy contenta porque creo que estoy entendiendo estos dos pilares de mi reto como algo ya propio en mi día a día. Si bien es cierto que no siempre puedo cumplir con mi rutina de ejercicio, normalmente en el gimnasio, no me produce angustia porque sé que mi reto no es una carrera de corta distancia si no un maratón for ever and ever. Sin pausa pero sin prisas obligadas, he asumido que el ejercicio lo tengo que hacer, que me siento mejor cuando lo hago pero si algún día no puedo hacerlo no me flagelo, sé que al día siguiente lo haré porque quiero hacerlo porque es beneficioso para mí y me siento Flex cuando lo hago.

El sábado pasado llevé a mi hijo a merendar tortitas con nata, yo ni las probé, he tenido invitados en casa y trajeron helados de cucurucho, yo ni los probé, fui al cine a ver la peli de los simios mi hijo compró chuches, yo ni los probé, la anécdota es que siempre he sido muy golosa, la anécdota es que utilizo el verbo en pretérito perfecto “he sido”, mi mente ya no me pide probar el dulce como lo hacía antes del comienzo de mi reto.

Ahora sé que mi reto está dando sus frutos, que mi reto ha encontrado un rincón en mi cabeza y en mi organismo, to be continued…

Esta es mi experiencia personal. Yo no doy consejos a nadie ni de alimentación ni de nutrición, sólo comparto mi experiencia y os animo a hacer cambios de hábitos porque a mi me está funcionando. Los comentarios están cerrados para evitar el spam malicioso, os contesto a cualquier duda en info@crplata. com, en FaceBook e Instagram

También podría gustarte