Loading...

Aprendiendo a caminar

Quiero conseguir caminar de forma autónoma como antes del “Día D”; con soltura, con fuerza en las piernas, coordinada, sin cojera, cargando con bolsas en la mano y no como “Las muñecas de Famosa” :D, sin miedo a que me den un empujón por la calle o a tropezarme con el balón de un niño.

La alusión al anuncio es por tomármelo con sentido del humor, no me gusta dramatizar. Confío que nadie se sienta ofendido por la comparación, sólo me refiero a mí.

Estoy acostumbrada desde pequeña a hacer ejercicio y a pedirle esfuerzos físicos a mi cuerpo. No me puedo conformar con la rehabilitación de la sanidad pública porque me sabe a poco, quiero progresar a mayor ritmo,  sé que no debo ponerme fechas porque mi recuperación no depende sólo de cuánto ejercicio haga (si fuera así estaría todo el día en el gimnasio),  mi cerebro debe recuperarse de forma espontánea del daño que sufrió, no me han prescrito ninguna medicación, aparentemente es una cuestión de tiempo, eso espero… sólo tiempo.

Por las tarde voy a un centro privado de fisioterapia y estoy empezando a trabajar con una máquina que se llama Ekso Esqueleto. Me siento como Robocop 😀  .El robot tiene una ordenador que le va soplando al fisio mi forma de caminar y le va pautando cómo debo pisar, dónde cargar el peso, cómo debe ser la zancada, con qué ritmo, frecuencia y resistencia. El ordenador me llevaría sola sin yo hacer ningún esfuerzo pero en mi caso no es necesario porque algunos pasitos ya doy, tengo que ser yo quien trabaje y sude la camiseta y a base de repetición del mismo movimiento que mi cerebro despierte y todas esas conexiones neuronales que están dormidas enganchen de nuevo con mis piernas.

También podría gustarte